miércoles, 5 de julio de 2017

Los secretos de los setos - I


 El uso de setos delimitando los jardines en nuestro país es una práctica muy común, lejos de la imagen que nos ofrecen los diseños  paisajísticos de las urbanizaciones de las series norteamericanas como “Mujeres desesperadas” en las que los jardines de las casas estaban todos a la vista.

Pero si bien es cierto que los setos tienen una utilidad para lograr la intimidad en nuestros jardines, también son un recurso para cortar el viento en determinadas zonas, para delimitar espacios… y en cada caso será más útil un tipo de planta que otro.

Los arbustos y coníferas que admiten muy bien la poda serán el tipo de planta a utilizar, a no ser que queramos crear un seto alto, de mayor envergadura y en ese caso lo mejor es utilizar árboles completos como puede ser el caso de los cipreses, perfectos para crear una auténtica pantalla verde.

¿En qué época se puede plantar?
Las más favorables son el otoño y la primavera, aunque si son plantas que vienen en contenedor, se pueden plantar incluso en verano.

¿Cómo preparar el suelo?
Es aconsejable abrir una zanja de unos 50cm de profundidad (si el cepellón es de menos altura) y de la misma anchura y rellenar con sustrato preparado para el tipo de planta que vayamos a poner. Y previamente comprobar la capacidad de drenaje del terreno por si hiciera falta añadir grava.

¿A qué distancia hay que plantar?
Para evitar problemas con el vecino si se trata de la zona colindante, cuando sea una planta que en edad adulta no supere los 2m de altura, es mejor plantar a unos 50cm de separación de dicho lindero. Si la planta si supera esos 2m de altura deberá situarse a más distancia si no queremos que las ramas invadan el terreno de nuestro vecino. Y respecto a la distancia entre las plantas en línea, se espaciarán entre 40cm a 1m según las que sean, deberás preguntar a nuestros jardineros en cada caso.

Consejos
Tras la plantación debe hacerse un riego abundante y durante su primer año  también, por otro lado, aplica podas de recorte para estimular el crecimiento de brotes nuevos a finales de la primavera y en otoño tanto por los laterales como por la parte superior en los primeros años  y así conseguirás el tupido del seto.




No hay comentarios:

Publicar un comentario